fbpx

El miedo al dentista no es una tontería. No hay por qué esconderlo, se llama odontofobia y le ocurre aproximadamente a un 15% de la población: hombres y mujeres, mayores y pequeños. Ir al dentista con odontofobia es sinónimo de pasarlo mal.

A menudo, el origen está en alguna mala experiencia, muy dolorosa, que genera al paciente una tensión y un miedo incontrolables. Otras veces aparece ocasionado por el simple contacto del instrumental en una higiene bucodental, que transmite sensaciones tan desagradables que impide la relajación durante el procedimiento.

Gracias a la sedación consciente en Madrid, en Equipo de la Torre hemos ayudado a cientos de pacientes con odontofobia a conseguir realizarse un tratamiento odontológico sin miedo y con una actitud completamente relajada.

¡Sigue leyendo y descubre cómo funciona!

Sedación consciente y odontofobia

La anestesia local que empleamos en los procedimientos odontológicos consigue eliminar el dolor en la zona intervenida, pero no acaba con la tensión extrema ni con el miedo al dolor.

La sedación consciente logra relajar al paciente reduciendo su nivel de estrés y llevándole a un estado de bienestar. De esta manera el dentista puede trabajar con tranquilidad y precisión. Mientras que la experiencia para el paciente deja de ser un trago terrorífico y doloroso, para convertirse en algo agradable que, en algunos casos, apenas recordará. Depende del tipo de sedación consciente que empleemos.

Sedación consciente por vía oral

Ésta es una de las técnicas más comunes. Administramos un fármaco sedante por vía oral, a menudo un tipo de benzodiacepinas que comienza su acción al cabo de 15 minutos, alcanzan su máximo efecto al cabo de una hora y mantienen la relajación hasta 3 o 4 horas.

Algunos de estos medicamentos, como el Triazolam, tienen una ventaja adicional y es que producen una pequeña pérdida de memoria reciente, de forma que el paciente no recuerda lo que ha ocurrido durante la sesión.

Es una buena forma de ahorrarle episodios potencialmente traumáticos a una persona con odontofobia.

Sedación consciente inhalatoria

Éste es uno de los sistemas de sedación consciente para odontofobia más eficaces y seguros, muy recomendado para aquellos pacientes que nos llegan con un gran cuadro de ansiedad.

Inhalar óxido nitroso es seguro y altamente efectivo. ¿Y cómo es la experiencia para el paciente? Pues basta con decirte que este gas también es conocido como “el gas de la risa”. ¡Desde luego no es una mala experiencia!

Somos muy conscientes del miedo que supone ir al dentista sufriendo odontofobia y, precisamente por eso, en Equipo de la Torre contamos con los mejores medios para remediarlo.

Todos los tratamientos que requieran sedación consciente se hacen en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

¡Pide cita y pongamos punto final a la ansiedad!

También te interesará esto

Start typing and press Enter to search

Caries niñosdiabetes y salud oral