fbpx

El bruxismo es popularmente conocido como ese trastorno del movimiento del sistema masticatorio, por el cual apretamos o rechinamos los dientes sin darnos cuenta, tanto durante el día como durante la noche. A día de hoy, sabemos que un 20% de la población española sufre de bruxismo diurno, mientras que un 8% lo sufre durante el sueño y que las consecuencias de esta práctica involuntaria son muy dolorosas para el paciente. Quienes se aquejan de bruxismo, no sólo experimentan cefaleas y tensión muscular frecuente en la zona masticatoria, sino también problemas de salud oral ocasionados por el desgaste a medio y largo plazo, como hipertrofia muscular por hiperactividad, sensibilidad y erosión dentalfractura de piezas o, incluso, constricción de la glándula parótida.

Desde Equipo De La Torre, tu clínica dental de confianza en Cuzco, Madrid, sabemos, por nuestra experiencia profesional, nuestra investigación y la observación permanente de los casos clínicos que nos llegan, que el bruxismo, siendo un problema que afecta de manera global a la salud oral, tiene un origen multifactorial y, por lo tanto, debe ser tratado a través de técnicas terapéuticas que pongan el foco donde verdaderamente nace este desorden.  Así, en nuestra clínica dental de Madrid combinamos la efectividad de nuestros tratamientos más consolidados para abordar este trastorno en la articulación temporomandibular (ATM), como la férula de descarga y el ajuste oclusal, con las últimas técnicas fisioterapéuticas para el alivio inmediato del dolor y la recuperación muscular, o con la inyección de toxina botulínica, popularmente conocida como bótox.

Inyección de toxina botulínica

Uno de los tratamientos de comprobada efectividad para mitigar los efectos del bruxismo es la inyección de toxina botulínica, popularmente conocida como bótox. Sus beneficios, ampliamente conocidos en el terreno de la estética, van más allá. Y es que la aplicación de bótox en el músculo mandibular responsable del rechinamiento consigue bloquear los impulsos nerviosos en esta área, combatiendo las alternaciones causadas por esta práctica y eliminando el dolor. Los efectos de este tratamiento, eficaz como seguro, son locales y tienen una duración aproximada de entre 3 y 6 meses, tiempo en el que el organismo del paciente reabsorbe la toxina botulínica y se hace necesaria una nueva inyección.

Por qué la terapia miofascial es tan efectiva para el bruxismo

Por otro lado, también están las técnicas manuales para liberar la tensión en las fascias. La terapia miofascial supone una solución fantástica y mínimamente invasiva con la que el paciente conseguirá aliviar las tensiones musculares, mejorar la movilidad y la flexibilidad articular, perjudicadas por el bruxismo.

Este tipo específico de masaje combina maniobras inspiradas en la medicina tradicional china para estimular y relajar el tejido blando conjuntivo que rodea los músculos, los órganos y los nervios, continuando con un masaje intrabucal. El proceso, además de resultar para el paciente muy placentero y relajante, es altamente reparador. Y es que con la terapia miofascial conseguimos oxigenar la pieleliminar por completo la tensión muscular y mejorar la circulación, lo que se traduce en un doble beneficio, funcional y estético: eliminamos el dolor y le otorgamos a nuestra piel un aspecto rejuvenecido.

También te interesará esto

Start typing and press Enter to search

premio maxillaris Clínica Dental Equipo de la Torre