fbpx

Ha ocurrido de nuevo: según informa el Consejo General de Dentistas en una nota de prensa del 26 de septiembre de 2019, una clínica dental en Cartagena ha cerrado inesperadamente, dejando a decenas de pacientes con sus tratamientos en el aire, sus historiales perdidos y muchas complicaciones.

Este problema no es nuevo: a todos nos suenan los casos de Funnydent o Vitaldent, que dejaron a miles de afectados, ocupando los titulares de todos los medios. Pero ocurre regularmente, por todo el país: clínicas más pequeñas cierran de pronto dejando a sus pacientes en la estacada.

Con este artículo no sólo queremos advertirte de este riesgo, sino darte indicaciones que te ayudarán a elegir a tu dentista de confianza en Madrid. ¡Sigue leyendo!

Profesionales con un código deontológico

Actualmente, el Consejo General de Dentistas sólo puede controlar el servicio que presta cada profesional de forma individual. No tienen capacidad legal para controlar la actividad mercantil de las clínicas, algo que llevan (llevamos) reclamando desde hace años a todos los partidos políticos.

Este control sería muy importante, porque los dentistas nos regimos, o deberíamos regirnos siempre, por un estricto código deontológico que pone al paciente siempre en primer lugar.

La idea de una clínica dental nunca puede ser “crear un negocio para ganar dinero”, sino prestar un servicio profesional de calidad por el que ser justamente remunerado. Es una diferencia capital: es este código deontológico el que garantiza los derechos de cada paciente.

¿Cómo elegir una clínica dental segura?

Dada la situación legislativa, la aplicación de ese código deontológico depende de cada clínica dental. En Equipo de la Torre nos enorgullecemos de haber velado siempre por el paciente desde el primer día,  ofreciéndole una odontología de calidad y basada en la prevención. Porque con algo tan importante como la salud oral no se juega.

Con esta experiencia a cuestas, nuestro director médico, Manuel V. de la Torre, indicaba en esta entrevista algunas claves importantes que ayudarán a cualquier paciente a encontrar una buena clínica dental, en la que su historial y su salud dental estén seguros:

 

 

Desconfiar de las gangas

Esto es importantísimo. El material odontológico tiene un precio elevado, por lo que una “oferta increíble” debería ser eso: increíble. O hay algo extraño, o la calidad del material es bajísima. Y eso sólo te va a traer problemas, y más gasto a largo plazo.

Saber quién hay detrás

No hay que tener miedo a preguntar. Como paciente tienes derecho a saber no sólo que tu dentista de confianza en Madrid está titulado y certificado, sino también a saber quién gestiona la clínica.

En esto te ayudará mucho buscar reseñas en internet: separando el grano de la paja, te dará una buena idea de cómo se sienten los pacientes que se han tratado allí.

Otro indicador es la rotación de profesionales: si para un mismo tratamiento cambian a menudo de odontólogo, mala señal.

El diente natural debe salvarse

Nuestro objetivo, como profesionales, siempre es salvar el diente natural. Trabajamos proactivamente en la prevención, y cuando existe patología, en la conservación. El implante dental es una técnica perfecta cuando se han perdido las piezas, pero lo que hay que evitar a toda costa es perderlas.

Los implantes dentales no son un negocio: son una solución de reconstrucción cuando se ha intentado antes todo lo demás.

La urgencia ha de tratarse

Todos necesitamos un orden para funcionar de forma eficaz, pero uno no puede anteponer el orden perfecto ante una urgencia médica. Y una urgencia dental es una urgencia médica.

Un buen dentista de confianza en Madrid siempre podrá examinarte, diagnosticarte, y darte alguna solución cuando estés más indefenso, más preocupado, o con un gran dolor. Al final, el mejor indicativo de todos es éste: un buen dentista siempre priorizará la humanidad del trato y el servicio hacia el paciente

También te interesará esto

Start typing and press Enter to search

Caries niños