fbpx

El verano es una época muy proclive a los cambios en la alimentación y en los hábitos diarios de higiene bucodental. Además, las altas temperaturas facilitan la proliferación de bacterias en la cavidad oral. Por estos motivos, la aparición de ciertas patologías, como la caries y la gingivitis, es muy frecuente en este periodo del año.

Por otro lado, la realización de actividades deportivas al aire libre se produce con mayor asiduidad, por lo que los traumatismos en la boca y los dientes son también habituales.

Desde Equipo de la Torre – Unidad Avanzada de Salud Bucodental, queremos ofrecerte algunos consejos para cuidar de tu sonrisa durante el verano. ¡Toma nota de estos cinco aliados que te ayudarán a proteger tu salud oral!

  1. Agua

Durante los días calurosos perdemos más cantidad de líquidos debido a las altas temperaturas. Por ello, mantenerse hidratado ayudará al bienestar de todo nuestro organismo y, en particular, al de nuestra boca, ya que la mantiene limpia y evita la acumulación de bacterias orales en ella. Además, se conseguirá que tanto el flujo como la calidad de la saliva sean los adecuados.

  1. Alimentación

Generalmente, en verano se descuida la alimentación en mayor medida. Picar entre horas y el consumo excesivo de bebidas carbonatadas, zumos y helados con altas dosis de azúcares son muy perjudiciales para nuestros dientes y encías.

Esto hace que la dentición quede desprotegida ante la acción de las bacterias causantes de enfermedades bucodentales.

Apuesta por una alternativa más saludable: ingerir bebidas a base de frutas, como zumos naturales o realizar tus propios helados caseros. Opciones igual de refrescantes pero beneficiosas para tu sonrisa.

Incluye alimentos hídricos en tu dieta diaria, como verduras y hortalizas, que ayudarán a mantenerte hidratado y proteger tu dentición.

  1. Kit de limpieza

Los cambios en las rutinas hacen que sea muy común olvidar seguir una correcta limpieza oral tras las comidas.

Para evitarlo, te recomendamos llevar siempre contigo un pequeño kit con todo lo necesario para limpiar tus dientes y encías: cepillo de dientes (puede ser desechable), dentífrico e hilo dental.

Es importante proteger tu boca con dentífricos y colutorios con flúor, ya que el cloro de las piscinas puede alterar el pH de los dientes.

  1. Chicles sin azúcar

Una buena alternativa al cepillado, en las ocasiones en las que te resulte imposible realizarlo, es consumir chicle sin azúcar. Su contenido en xilitol dificulta la acción de las bacterias y estimula la salivación.

No obstante, es necesario aclarar que el chicle nunca sustituye a la correcta limpieza oral.

  1. Protector bucal

Los traumatismos debidos a la práctica de actividades físico-deportivas son mayores durante el verano, por lo que existe un alto riesgo de pérdida de piezas dentales por caídas. En estos casos, es importante acudir con la mayor urgencia posible a un dentista, conservando el diente en suero salino o, en su defecto, en agua o leche.

Te recomendamos utilizar protectores bucales en la realización de deporte. Este tipo de protecciones están compuestos por un material flexible y blando que amortigua las lesiones dentales y mandibulares que pueden darse en actividades como el skate o el patinaje.

El Consejo General de Dentistas de España aconseja, además, visitar al dentista al finalizar el verano para comprobar el estado de tu salud oral tras las vacaciones.

 

También te interesará esto

Start typing and press Enter to search

Estética dental zona Bernabéu Madrid